Todo lo que necesitas saber de las contracciones 

Resolviendo tus dudas 

Posiblemente tengas muchas dudas sobre las contracciones, ya sea si estás en embarazo, planeando concebirlo y sobre todo, si eres madre primeriza, aunque dado que todos los embarazos son distintos, incluso si ya eres madre. Y lo cierto es que esta es una de las preocupaciones más constantes y motivo de consulta a sus doctores. 

Por ello, en este artículo te ofrecemos todo lo que necesitas saber con respecto a las contracciones, los tipos, cómo son y demás, para que de esta manera puedas esclarecer tus dudas y estar más tranquila y preparada para cuando se presenten. 

¿Qué son las contracciones?

Se trata de un método en el cual se endurece y se contraen los músculos de la zona del útero. Este movimiento permite que la zona y el cérvix puedan empezar a trabajar para producir la dilatación y así, puedan empujar al bebé para la salida del cuerpo de la madre. 

¿Cómo son las contracciones? 

Aunque generalmente se presenta dolor, muchas mamás presentan poco, pues esto dependerá de los cuidados que hayan tenido durante el embarazo, su cuerpo y la preparación para este momento. 

Las contracciones se presentan en algunas semanas antes de que se dé realmente el parto, a lo que se le denomina contracciones prematuras. Muchas veces estas contracciones antes de la fecha establecida, pueden originar un parto prematuro. 

Contracciones semanas antes del parto 

Es normal que se presente, como decíamos, unas semanas antes de lo previsto, ya que de esta manera funcionan como un tipo de entrenamiento del músculo del útero para que éste pueda estar listo en el momento del parto. 

Estas contracciones, conocidas como contracciones de Braxton-Hicks, permiten que el orificio del útero se abra y empiece una contracción en el que se cierra y se abre con fuerza. 

¿Cómo reconocer las contracciones?

Ahora bien, posiblemente te estás preguntando cómo puedes identificarlas. Para empezar, las primeras se caracterizan por ser suaves, incluso es posible que algunas mujeres no las sientan. Con el paso de las semanas, el dolor o la sensación de las contracciones irá aumentando su intensidad progresivamente, pues se acerca al final del embarazo. En algunos casos la intensidad es siempre la misma. En caso de que aparezca sangre, dolor intenso o flujo, debes asistir de inmediato al centro de salud. 

Presta atención a lo siguiente para detectarlas:

  • Su duración supera los 30 segundos 
  • Se presentan en los mismos intervalos de tiempo
  • La intensidad es la misma 
  • Aparece una hemorragia 
  • Se siente dolor o que la zona de la espalda y de la ingle, tiran

Todo lo que necesitas saber de las contracciones  

Tipos de contracciones 

Contracciones de dilatación: El momento del nacimiento inicia cuando la dilatación del cuello uterino alcanza los 10 centímetros. Este, para algunas, es el momento más doloroso. 

Contracción de presión: En este momento inicia el empuje del bebé para que alcance el final de la zona de la pelvis y sale por la vagina. Se considera que este momento es menos dolorosa la contracción porque la dilatación facilita el proceso. 

Contracciones postparto: Una vez el niño ha salido, las mujeres pueden sentir las contracciones para la expulsión de la placenta. Incluso, este movimiento puede repetirse aún si ya ha salido todo el restante. 

Otras contracciones: Luego del nacimiento y en los próximos días o semanas, es posible que se perciban contracciones, debido a los movimientos que realiza naturalmente el útero con el fin de recuperarse y normalizarse. Mujeres que ya han sido madres, suelen experimentar mayor intensidad de sensación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *