¿Cómo me puedo alimentar mejor?

Consejos para Alimentarse Mejor

Las personas pueden estar un poco confundidas  cuando se trata de salud y nutrición. Incluso los expertos cualificados a menudo parecen tener opiniones encontradas.Sin embargo, a pesar de los desacuerdos, existen una serie de aspectos relacionados con la salud y el  bienestar que están bien apoyados por la investigación.

Palabras claves: Consejos, Alimentacion, Salud, Nutrición

A continuación se presentan algunos consejos de de salud y nutrición que en realidad están basados en buenas  evidencias científicas.

Evitar el consumo de bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas son uno de los elementos que más engordan al cuerpo. Ello se debe a que el cerebro no mide las calorías del azúcar líquido de la misma manera que lo hace para los alimentos sólidos.

Comer nueces trae beneficios

A pesar de su alto contenido en grasa, las nueces son increíblemente nutritivas y saludables. Están cargadas de magnesio, vitamina E, fibra y varios otros nutrientes Los estudios demuestran que las nueces pueden ayudar a perder peso y pueden ayudar a combatir la diabetes tipo 2  y las enfermedades cardíacas. 

Evitar el consumo de  la comida basura procesada (comer comida de verdad en su lugar)

La comida chatarra procesada es muy poco saludable. Estos alimentos han sido diseñados para activar los centros de placer, así que engañan al cerebro para que coma en exceso, incluso promoviendo la adicción a la comida en algunas personas.

Suelen ser bajos en fibra, proteínas y micronutrientes, pero altos en ingredientes poco saludables como azúcar añadida y harinas refinadas. Por lo tanto, proporcionan principalmente calorías vacías.

Consumir sin  miedo el café

El café es muy saludable, porque tiene un alto contenido de antioxidantes, y los estudios han relacionado el consumo de café con la longevidad y la reducción del riesgo de diabetes tipo 2, las enfermedades de Parkinson, Alzheimer, y muchas otras enfermedades.

Comer pescado graso no esta de más

El pescado es una gran fuente de proteína de alta calidad y grasa saludable. Esto es particularmente cierto en el caso de los pescados grasos, como el salmón, que está cargado de ácidos grasos omega-3 y otros nutrientes diversos.

Los estudios demuestran que las personas que comen más pescado tienen un menor riesgo de padecer varias afecciones, como enfermedades cardíacas, demencia y depresión.

sano y fuerte

Dormir  lo suficiente ayuda a tu cuerpo y mente

No se puede exagerar la importancia de tener un sueño de calidad suficiente. Un sueño deficiente puede aumentar la resistencia a la insulina, perturbar las hormonas del apetito y reducir el rendimiento físico y mental.

Además, el mal sueño es uno de los factores de riesgo individuales más fuertes para el aumento de peso y la obesidad. Un estudio relacionó la falta de sueño con un aumento del riesgo de obesidad en niños y adultos, respectivamente.

Cuidar la salud intestinal con probióticos y fibra

Las bacterias del intestino, llamadas colectivamente microbiota intestinal, son muy importantes para la salud general. La alteración de las bacterias intestinales está relacionada con algunas de las enfermedades crónicas más graves del mundo, incluida la obesidad.

Las buenas formas de mejorar la salud intestinal incluyen el consumo de alimentos probióticos como el yogur, la toma de suplementos probióticos y el consumo de mucha fibra. Notablemente, la fibra funciona como combustible para las bacterias del intestino.

Tomar  agua, especialmente antes de las comidas

Beber suficiente agua puede tener numerosos beneficios, entre ellos, puede aumentar el número de calorías que se queman.

El consumo de agua, aumenta el metabolismo, lo que supone un gasto de 96 calorías adicionales quemadas si se beben 8,4 tazas (2 litros) de agua al día, el momento óptimo para beberla es antes de las comidas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *