¿Cómo ayudar a mejorar la postura de la espalda?

Mejorar la postura de la espalda 

Si se está sentado en su escritorio ahora mismo, como puede ser que se  haga todos los días durante más de ocho horas, hay una gran posibilidad de que se sienta una punzada de incomodidad en algún lugar.

Tal vez la espalda baja sea la que empieza a doler. Pero también puede ser el cuello y los hombros que se ponen rígidos después de varias horas sentado.

Dondequiera que el dolor se incremente puede ser una señal de que estar sentado por largo tiempo, que tiene un efecto adverso en el cuerpo. La mala postura también puede ser la causa.

A estas alturas todas las personas han oído hablar de la importancia de una postura adecuada. Es buena para los músculos, los huesos, el equilibrio, los órganos internos, y efectiva para minimizar el dolor de espalda.

La mala postura y un núcleo débil son dos de las causas subyacentes del dolor de espalda – y a menudo es difícil de evitar si se pasa mucho tiempo detrás de un escritorio. Tal vez no pueda deshacerse del escritorio, pero hay movimientos sencillos que se pueden hacer a lo largo del día para mejorar la postura y reducir el dolor de espalda.

Simples estiramientos de yoga que pueden ayudar

Existen tres tipos de ejercicios de postura de yoga que son  ejercicios sentados y que se pueden hacer directamente en el escritorio. Los  ejercicios de pie, se pueden  hacer  en cualquier lugar de la oficina, incluso en el ascensor y ejercicios de suelo, que se pueden hacer  por la mañana o en la  casa por la noche. 

Cada grupo de ejercicios se centra en dos cosas, el fortalecimiento de la parte superior de la espalda para mantener los hombros echados hacia atrás y evitar encorvamientos, y ejercicios de estiramiento para abrir la parte delantera del cuerpo, específicamente el pecho. 

El fortalecimiento de la parte superior de la espalda proporciona el apoyo necesario para mantener el pecho abierto, por lo que ambos trabajan en conjunto para ayudar a mantenerte erguido (y reducir la tensión en la espalda).

Ejercicios que mejoran la postura y alivian el dolor de espalda

Si se está sentado en su escritorio ahora mismo, como puede ser que se  haga todos los días durante más de ocho horas, hay una gran posibilidad de que se sienta una punzada de incomodidad en algún lugar.

Ejercicios de pie

Estos movimientos pueden hacerse cuando se está en un ascensor, esperando en la cola o mientras se está en la cocina de la oficina esperando que el almuerzo se caliente en el microondas.

Chocar los cinco al revés

Mientras se está de pie, encoger los hombros hacia las orejas y luego relajarlos. Girar las palmas de las manos para que miren al fondo de la habitación. Presiona las manos hacia atrás como si estuvieras tratando de darle a alguien un doble choque de cinco. Pulsar 10 veces y luego descansar.

Abridor de pecho

Para estirar la parte delantera del cuerpo, agarrar las manos por detrás de la espalda y empujar hacia el suelo mientras alcanza los brazos alejados de la parte posterior del cuerpo. Abrir el pecho y levantar la cabeza para sentir un estiramiento a través del pecho. Mantenerse durante 5 respiraciones, y luego soltar.

Ejercicios sentados

Los ejercicios son perfectos para la oficina, porque la persona puede sentarse en su escritorio en una silla vertical y realizar estos ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.

Apretar el poste de la portería

Mientras se está sentado en posición vertical, levantar los brazos en posición de portería con los codos doblados en un ángulo de 90 grados, incluso con los hombros. Relajar hombros hacia abajo, y luego tirar de los codos hacia la parte de atrás de la habitación. Imaginar que se está apretando una canica entre los omóplatos mientras se trabaja la parte superior de la espalda, soltar y  repetir 10 veces.

Abridor de axilas

Para abrir el pecho, extienda los brazos a los lados y arriba  por encima de la cabeza, cerrar las manos en la parte superior. Estirar los brazos hacia arriba, y luego doblar los codos hacia el fondo de la habitación para estirar el pecho y las axilas. Aguantar la respiración, y luego enderezar los brazos hacia arriba y repetir 10 veces.

Otro aspecto muy importante es hacerse consciente de la postura que se toma cuando se está sentado. Buscando la forma de mantenerse erguido. Para ello es aconsejable tener una silla que ergonómicamente le ayude a mantener dicha postura. Igualmente, pararse y caminar cada hora ayuda a que el cuerpo descanse un poco de estar tantas horas sentado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *