Viajando con la casa a cuestas

De viaje en autocaravana

De viaje en autocaravana

Estar viajando con la casa a cuestas: esa es la sensación que sienten muchos autocaravanistas cada vez que se desplazan con su autocaravana. Una opción para disfrutar del tiempo libre y las vacaciones que cada vez ha ido ganando más y más adeptos con el paso de los años.  En España ya son más de 50.000 las autocaravanas que circulan por nuestras carreteras.  Pero antes de salir a la carretera, es conveniente conocer las cuestiones legales para que viajes con tranquilidad y, sobre todo, evitar multas y malentendidos con otros usuarios de las vías y calles.

Documentación de la autocaravana

Además del permiso de conducir, los documentos relativos a nuestra autocaravana de mayor importancia son el Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica. Por otro lado, no olvides llevar siempre a mano la documentación relativa al vehículo, así como los papeles del seguro de autocaravana en vigor ya que pueden ser solicitados en cualquier momento.

En mi autocaravana ¿acampar o estacionar?

El quid de la cuestión está en saber distinguir entre acampar y estacionar, ya que si la autocaravana está estacionada debemos cumplir con las normativas nacionales sobre tráfico. Con tu autocaravana puedes y está permitido comer o dormir dentro de tu vehículo, ya que su interior es de uso privado y puedes hacer dentro de él lo mismo que harías en tu casa. También puedes poner calzos como medida de seguridad si el vehículo está estacionado en un terreno con cierta inclinación o pendiente (ya que es un elemento de seguridad recomendado). Se puede, alternativamente, apoyar una rueda directriz en el bordillo. En vehículos de más de 3.500 kg de m.m.a. (Masa Máxima Autorizada) si la inclinación es sensible, el calzado es obligatorio. No se pueden utilizar piedras u otros elementos. Asimismo, también puedes elevar el techo o abrir claraboyas, siempre que no excedan el perímetro del vehículo.

Tu autocaravana se considerará acampada (y, por tanto, mal estacionada) si has sacado una o más sillas fuera del vehículo, has extendido toldos y otro tipo de elementos que sobresalen fuera del perímetro del vehículo, has puesto patas o niveles estabilizadores, has vertido algún tipo de líquido o fluido al exterior del vehículo o si realizas algún ruido molesto que pueda dañar el descanso de las personas que vivan en los alrededores (música muy alta, el encendido de un generador de electricidad, etc.,).

En cualquier otro caso, la autocaravana debería considerarse como correctamente estacionada y cumpliendo toda normativa municipal o autonómica.