Turismo en Inverness

Lugar de historias maravillosas, la ciudad de Inverness está situada a orillas del río Ness, en Escocia. El famoso Lago Ness se encuentra a escasos 20 minutos de la ciudad.

Con un pasado un tanto llamativo, Inverness se vuelve casi un lugar misterioso donde descubrir no sólo hermosos paisajes sino un paseo cultural que nos dejará maravillados y con muchas ganas de volver.

Qué ver en Inverness

Inverness es una ciudad para pasear por sus avenidas situadas a ambos lados del Río Ness y por las islas conectadas por sus puentes. Su castillo ofrece espectaculares vistas, al igual que las que se pueden disfrutar desde el puente colgante. Además, en Inverness destacan la Catedral y el Ayuntamiento de la ciudad.

Pero, ¡este lugar no es sólo un lugar orignen de narraciones de monstruos!. Aquí también encontraremos paisajes y construcciones que nos asombrarán, como los puentes colgantes con los que podrá disfrutar de una hermosa vista. De entre ellos, podemos destacar el puente de Waterloo, también llamado puente negro, que originalmente era un puente de madera y hace más de un siglo fue cambiado por uno de hierro. Y también el puente del ferrocarril, construido originariamente con circo arcos de piedra y modificado posteriormente debido a un derrumbe que hubo por fuertes inundaciones que azotaron la zona.

No tiene que dejar de visitar este lugar si busca la tranquilidad y hermosura de un paisaje único. Y, ¿quién sabe? Quizás sea el descubridor del monstruo legendario si Nessy ha decidido desplazarse desde el lago hasta el río…