¿Qué es el botulismo?

El botulismo es una trastorno causado por alimentos en mal estado, concretamente alimentos contaminados con la bacteria Clostridium botulinum.

Los síntomas del botulismo se presentan a las pocas horas tras haber ingerido la comida en mal estado: cansancio excesivo, debilidad, malestar general y dificultad para hablar y tragar. El envenenamento también causa malestar gastrointestinal que pueden aparecer al día siguiente y sucederse hasta una semana después.

Por lo general, los alimentos que pueden estar contaminados son alimentos mal procesados, crudos o que no se han cocinado correctamente.

Botulismo infantil

El botulismo infantil afecta a bebés de menos de 6 meses y está causado por la ingesta de esporas de la bacteria que generan una toxina en el intestino del niño. La miel es el alimento más habitual como causa de botulismo infantil ya que suele contener esporas de botulinum.

¿Cómo evitar el botulismo?

Para evitar esta enfermedad debemos por un lado adoptar medidas de higiene con los alimentos (lavarse las manos antes de su manipulación) y por otro lado cocinar bien los alimentos. Del mismo modo, desechar los alimentos procesados que presenten un envase en mal estado.