Plan de adelgazamiento para siempre

El objetivo de comenzar un régimen debe ser adelgazar sin volver a engordarse. En caso contrario, de poco vale hacer un régimen con el que los kilos se recuperen fácilmente.

La fórmula mágica para perder peso no existe. Además, hay que tener muy en cuenta los peligros que entrañan los regímenes que prometen conseguir una figura ideal de manera rápida y sin esfuerzos. A menudo son sistemas que no tienen ningún fundamento nutricional ni científico y si duran mucho tiempo pueden llegar a provocar graves problemas de salud.

Gasto energético y calorías

Nuestro organismo realiza una serie de funciones vitales diariamente, como caminar, digerir, metabolizar los alimentos, etc., Y en eso libera una cantidad de calor que corresponde al gasto energético que hace nuestro cuerpo. Debemos repostar la misma cantidad de calorías por medio de la alimentación. Si ingerimos más calorías de las que gastamos, se produce un exceso que se acumula en nuestro cuerpo en forma de grasa y entonces es cuando hay sobrepeso.

Dieta balanceada

Todo lo que nuestro cuerpo necesita para tener salud y estar en forma lo podemos encontrar en los alimentos, con una proporción de nutrientes equilibrada. Si en un momento determinado necesitamos reducir unos kilos, lo tenemos que hacer siempre controlando la cantidad de calorías que consumimos y la actividad física que hacemos, nunca con dietas disociadas y desequilibradas que a la larga hacen que nuestro organismo deje de recibir algún los nutrientes esenciales.