Mejorar la salud a través de los alimentos

Hay una creciente evidencia de que una dieta saludable y el ejercicio físico regular ayuda a prevenir las enfermedades cardiovascolares, la diabetes, el cáncer y la osteoporosis.

Las personas que siguen una dieta sana durante toda la vida tienen más probabilidades de no sufrir esas enfermedades. Además, una dieta sana ayuda también a mejorar problemas de salud existentes. El riesgo de muerte por enfermedad cardiovascolar, por ejemplo, está comenzando a disminuir en muchos países gracias a los avances en la medicina. Sin embargo, el sobrepeso y la obesidad siguen en aumento debido a una dieta poco apropiada.

Mantener el peso a lo largo de toda la vida

Las investigaciones demuestran que mantenerse en el peso ideal aumenta la esperanza de vida; una mejor nutrición y el hábito de hacer ejercicio físico para controlar el peso, suponen beneficios para la salud en general. Por lo tanto, el ejercicio físico regular combinado con una dieta balanceada y nutritiva son la clave para hacer frente a muchas enfermedades.

Envejecimiento y alimentación

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos y nuestra comida necesitan ciertos cambios. Todo indica que puede mejorar su salud comiendo menos. La clave está en seguir una dieta baja en calorías. Incluso si usted tiene un peso saludable puede ser capaz de vivir más y mejor simplemente comiendo un poco menos todos los días.