Medicina china y salud

Medicina china: remediosLa medicina china podría considerarse como una tradición de pensamiento. Parte de una idea fundamental: en el cuerpo humano no hay separación entre cuerpo y mente.

Mente y cuerpo son la misma cosa, por eso la medicina china se considera una disciplina holística. Por eso, con frecuencia las dolencias físicas están relacionadas con dolencias espirituales.

El Chi, el Yin y el Yang

La medicina china tradicional, a diferencia de nuestra medicina occidental, se orienta hacia la prevención de las enfermedades más que a curarlas.

El chi es la energía vital que nos atraviesa a nosotros y a todo lo que nos rodea. Está regulado por dos fuerzas opuestas: el Yin y el Yang. Al estar en equilibrio, ninguna de las dos puede superar a la otra. Los trastornos y patologías del cuerpo y la mente ocurren cuando el individuo entra en un desequilibrio en el flujo natural del chi.

Tratamientos de la medicina china

Existen diversas técnicas y tratamientos una vez que ha aparecido una dolencia en el cuerpo. Ante todo, la persona debe ser consciente de llevar una vida sana, especialmente en lo que se refiere a la alimentación. Pero cuestiones externas pueden ocurrir y hacer aparecer trastornos.

  • Acupuntura: A través de la inserción de pequeñas agujas en puntos clave del cuerpo, se busca restaurar el equilibrio energético que se ha perdido.

  • Fitoterapia: La fitoterapia se basa en el conocimiento milenario de las hierbas y sus propiedades de sanación cuando son mezcladas de determinadas maneras.

  • Shiatsu: Originario de Japón, la cultura china ha tomado sus elementos para combinarlos con los elementos de la medicina tradicional china para llegar a construir una escuela propia.

Para poder comprender la medicina china es necesario abrir nuestra mente. Muchas personas han experimentado una recuperación al someterse a este tipo de tratamientos.