Los frutos secos en la dieta

Las grasas que contienen los frutos secos son grasas no saturadas, las cuales se consideran grasas saludables. Sin embargo, es mejor evitar los frutos secos procesados ya que se fríen en aceite o se les añaden harinas.

Beneficios de los frutos secos

Los frutos secos son ricos en vitaminas, minerales, proteínas y grasas saludables. Destacan también por ser ricos en vitamina E, un antioxidante de gran alcance, por lo que los atletas no los deben descuidar en su dieta.

Al igual que con todos los grupos de alimentos, es importante variar la dieta y no comer siempre lo mismo. De esa forma la gama de nutrientes será más amplia; aproveche todos los beneficios de las nueces, almedras, avellanas, pistachos, uvas pasas, cacahuetes, piñones, semillas de calabaza, …

Calorías de los frutos secos

El aporte energético de los frutos secos es elevado, es decir, proporcionan una gran cantidad de calorías en cada porción. Por esta razón, los frutos secos no suelen aparecer en muchas dietas para perder peso. Sin embargo, un puñado de frutos secos al día no  tiene porqué suponer un problema. De los frutos secos también se pueden hacer deliciosas salsas; se puede incorporar en diversas recetas de carne o pescado.