Laxantes para adelgazar

El uso de laxantes para adelgazar busca eliminar grasas antes de que las calorías de los alimentos ingeridos se acumulen en nuestro cuerpo.

Utilizados bajo supervisión médica, los laxantes permiten adelgazar rápidamente tan sólo tomando un producto laxante después de cada comida. De ese modo, el intestino delgado se limpia rápidamente y se elimina la comida que se acaba de ingerir antes de que las caloría sean absorbidas por el cuerpo.

Para que los laxantes sean efectivos deben tomarse junto a una dieta rica en fibra, frutas y verduras, sin olvidar la importancia de una correcta hidratación bebiendo al menos dos litros de agua al día.

Problemas derivados de la utilización de laxantes para adelgazar

Los laxantes conllevan un peligro importante si no son administrados correctamente. El peligro más importante es la deshidratación. También pueden provocar problemas intestinales, fallo renal y desiquilibrios nutricionales por la falta de fibra y nutrientes.