Las sardinas

Hay varios tipos de pescado que son muy saludables y por ello debemos incluirlos en nuestra dieta. Destacan especialmente el salmón, el atún, la lubina, la dorada y las sardinas. De entre todos ellos, tal vez la sardina es el más barato, más saludable y más fácil de cocinar.

Características de algunos pescados

  • Salmón: Un fuerte olor al cocinar. Bastante caro; por lo general proviene de piscifactoría.
  • Atún: No es barato; al concinarlo puede quedar demasiado seco. Por este motivo últimamente se ha puesto de moda cocinarlo al estilo japonés: sushi de atún, sashimi de atún, …
  • Lubina, merluza, bacalao, lenguado: No son baratos, tienen menos grasa pero menos sabor.
  • Caballa: Un pescado nutritivo aunque puede quedarse seco durante su cocinado.

Características de las sardinas

La sardina tiene muchas ventajas el resto de pescados:

  • La sardina es un pesacado sabroso, jugoso y probablemente sea el pescado más barato.
  • Las sardinas se cocinan rápidamente.
  • Es un pez pequeño y por ello más sano (se evitan la contaminación de mercurio de la cadena alimentaria).
  • Contiene grasas saludables, ácidos grasos omega-3, vitaminas B y vitaminas liposolubles (vitaminas A y D). También es rico en fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y yodo.

El mayor inconveniente de las sardinas es su fuerte olor durante su cocinado (por lo general ocurre lo mismo con muchos otros pescados). Para evitar sus espinas, se pueden comprar sardinas ya limpias en muchas pescaderías.