Hipertensión arterial

La hipertensión arterial se caracteriza por el hecho de tener la presión arterial alta que puede poner en peligro nuestro sistema circulatorio. Las arterias y el corazón se ven afectados y existe el riesgo de enfermedad cardiaca.

En general, los hombres tienden a sufrir más hipertensión que las mujeres y sufren más pronto. Durante la menopausia, el número de mujeres afectadas aumenta dramáticamente. Pero hay también otros síntomas.

La herencia genética

La prevención y la detección precoz son las primeras armas en luchar contra este mal. Pero hay que tener en cuenta una serie de cosas, en primer lugar, la herencia genética, ya que si nuestros padres tenían presión arterial alta es muy probable que nosotros también la tengamos.

La edad

La edad es otro factor importante a considerar ya que nuestro sistema circulatorio no funciona tan eficazmente a medida que se avanza en edad.

El sobrepeso

El exceso de peso puede aumentar la presión arterial y el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. Además hay que tener en cuenta que el exceso de grasa en el cuerpo y el colesterol son los enemigos más directos de la presión arterial.

Hipertensión detección

La forma más eficaz para detectar la hipertensión es realizando revisiones periódicas. Si usted sufre de sobrepeso, es muy importante perder peso para que de esa manera la tensión vuelva a la presión normal. Es muy importante reducir la cantidad de sal que se consume, reducir o evitar el uso de alcohol y tabaco y practicar ejercicio físico; caminar a paso ligero media hora al día es suficiente para mejorar nuestra presión arterial.