Frutas de verano

La primavera y el verano son estaciones del año ricas en frutas ya que la naturaleza se despierta y empieza a darnos toda su riqueza. Con la llegada del calor, nuestro cuerpo necesita más líquidos.

Y ese aporte adicional de líquidos podemos encontrarlo contenido en la fruta en forma de agua. Además de agua, las frutas aportan a nuestra dieta diaria muchas vitaminas, antioxidantes y pocas calorías.

Fresas

La fresa es una fruta roja estacional que contiene muchas vitaminas, en especial vitamina C, vitamina A y ácido fólico, que ayudan a proteger las células de nuestro cuerpo. Es muy rica en minerales como el hierro, el yodo, potasio y magnesio. Sin duda, la fresa es una fruta antioxidante.

Cerezas

La cereza aparece al final de la primavera. Tiene propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias. Las cerezas tienen la capacidad de neutralizar los radicales libres del cuerpo y por tanto prevenir muchas enfermedades. También son ricas en minerales y vitaminas A, B, C y E.

El melón

El melón es la fruta estrella en cualquier dieta para adelgazar ya que consta principalmente de agua, lo que permite una mejor hidratación del cuerpo. Es una fruta que proporciona muy pocas calorías y es rica en vitaminas A, E, C y beta-caroteno. También contiene muchos minerales esenciales ideales para reponerse después de practicar ejercicio.

El albaricoque

Los albaricoques son ricos en antioxidantes, beta-caroteno y vitamina A. Además, el albaricoque contiene potasio, calcio y magnesio y es muy rico en fibra.