El poder de la ley de la atracción

El poder de la ley de la atracción es la fuerza causante de atraer el amor, la prosperidad, la amistad y el dinero. La Ley de la Atracción es una ley esotérica universal que establece que los pensamientos influyen sobre las vidas de las personas.

La Ley de la Atracción por tanto responsabiliza a nuestros pensamientos de las experiencias tanto positivas como negativas que vivimos. En otras palabras, la Ley de la Atracción es la causante de que una persona pueda obtener las cosas que piensa ya que somos las personas los responsables de nuestra propia realidad.

Orígenes de la teoría de la Ley de la Atracción

Se han identificado antecedentes históricos en otras religiones, como el hinduismo y el judaísmo. Sin embargo, la ley de atracción probablemente haya surgido como resultado de experiencias humanas y el mentalismo. La física cuántica recientemente aporta base científica que los seguidores de la Ley de la Atracción han podido adaptar.

Principios de la Ley de la Atracción

El principio fundamental es que las leyes del Universo son benignas y son válidas para todos los seres humanos sin excepción. De manera muy sencilla, se establecen los cuatro principios:

  1. Primeramente debemos saber qué es lo que deseamos. Desear algo para nosotros y querer obtenerlo.
  2. A continuación debemos enfocar nuestros pensamientos sobre nuestro deseo. El anhelo, el entusiasmo, el esfuerzo y el trabajo por conseguirlo deben hacerse patentes.
  3. A partir de ese momento podemos empezar a sentir y a comportarnos como si nuestro deseo ya se hubiese conseguido.
  4. Finalmente, debemos estar abiertos a que nuestro deseo se haga realidad.