El aceite de oliva en la dieta

El aceite de oliva se ha conocido como "oro líquido" porque es muy saludable. Además, el aceite de oliva contiene ácidos saludables para el cuerpo que ayudan a bajar el colesterol malo y protegen el cuerpo contra las enfermedades del sistema cardiovascular.

Propiedades del aceite de oliva

El aceite de oliva es rico en vitaminas A, D, E y K. Pero también presenta otros beneficios para la salud:

  • Las aceitunas son beneficiosas para el tracto gastrointestinal, el páncreas y el hígado. Si consume aceite de oliva todos los días, puede proteger contra las úlceras estomacales. Además, el aceite de oliva es un laxante suave.
  • Debido a los antioxidantes y la vitamina E, el aceite de oliva previene el envejecimiento prematuro.
  • El ácido linoleico promueve la rápida cicatrización de quemaduras, cortes y heridas. Entre otras cosas, se mejora la visión y la coordinación.
  • El aceite de oliva también tiene efectos anticancerígeno pero sólo cuando se consume en su forma natural, por lo que se debe añadir a ensaladas y otras comidas preparadas.
  • El aceite de oliva favorece la pérdida de peso. Se ha demostrado experimentalmente que los ácidos grasos poliinsaturados que se encuentran en el aceite de oliva reducen el hambre y aumentan el metabolismo. Pero no hay que olvidar que una cucharada de aceite de oliva contiene 120 calorías. Cuando el aceite de oliva se utiliza para todo se corre el riesgo de aumentar de peso.

Otros usos del aceite de oliva

El aceite de oliva también es adecuado en cosmética. Nutre la piel para que quede suave e hidratada y si se agregan unas gotas de un aceite esencial, ayuda a reducir el estrés. El aceite de oliva también se puede utilizar en lugar de la crema de afeitar: tanto en depilación para las mujeres como para afeitarse la cara los hombres.

Por todo ello no es de extrañar que el aceite de oliva sea muy apreciado y usado en todo el mundo.