Dieta saludable para después del parto

Cuando quedas embarazada tu cuerpo empieza a tener diversos cambios en cuanto a forma, tamaño y peso. Sin embargo, una vez tu bebé nace, poco a poco el cuerpo va retornar a su estado anterior, pero dicho retorno debe ser lo más natural posible.

Es por ello que compartimos contigo unos consejos en cuanto a alimentación para que no afectes tu salud, ni mucho menos la del recién nacido.

Hay un dicho muy cierto y es que, si nos ha tomado 9 meses llegar a esa forma y peso, nos llevará el mismo tiempo recuperarnos y conseguir la silueta anterior. No obstante, cada vez son más las mujeres que después del parto recurren a soluciones rápidas y drásticas, olvidando llevar una alimentación balanceada y dejando de lado los ejercicios físicos.

No es necesario recurrir a dietas que te ponen a pasar hambre y a descuidar tu salud y la alimentación del bebé, ya que con una ingesta sana de alimentos de todos los grupos, puedes bajar de peso.

Amamantando

La leche materna es el alimento exclusivo del recién nacido y el principal alimento durante sus primeros 12 meses de vida. Teniendo en cuenta esto, es transcendental que sigas una dieta equilibrada y sana, para lo cual te recomendamos estas pautas alimentarias para que armes tu propio menú:

  • En lo posible, no comas alimentos con altas cantidades de azúcares simples y grasas, como por ejemplo, pasteles, golosinas, dulces, chocolates, etc.
  • Debes controlar el consumo de grasas y disminuir el consumo de las grasas saturadas: mantequilla, margarina, nata.
  • El aceite de oliva, se sugiere que lo consumas en cantidades moderadas.
  • Opta por comer mejor pescado, antes que carne.
  • Si vas a consumir carne, de preferencia debe ser magra: aves de corral, sin piel, conejo o carne magra de cerdo.
  • Los alimentos deben ser cocinados a la plancha, hervidos o al vapor. Nunca fritos.
  • Evita las empanadas, las salsas, las frituras.
  • En tu dieta debes incrementar el consumo de frutas, verduras, zumos y licuados de hortalizas.

Si quieres tener una buena producción de leche, no solo en cantidad sino también en calidad, sigue estos consejos:

  • Bebe abundante agua, entre 2 y 3 litros por día.
  • Consume con frecuencia zumos de frutas, verduras y hortalizas.
  • Cada vez que el bebé empiece a mamar, toma abundante líquidos, ya que con esto tendrás una buena subida de leche.
  • Regularmente, mezcla pequeñas cantidades de levadura de cerveza con las bebidas.
  • Consume sal con moderación.
  • Come 5 porciones de comidas al día: desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena.
  • Asegúrate de comer muchos alimentos ricos en hierro como carne, pescados, huevos, almejas, legumbres, berberechos.
  • Evita consumir condimentos picantes.
  • Evita comer los alimentos que pueden dar un sabor fuerte o mal sabor a la leche: ajo, embutidos, cebolla, espárragos, coles, rábanos.
  • Ten moderación con el consumo de bebidas como el café, té y refrescos con cafeína; ya que a través de la leche pueden causar irritabilidad en el bebé.
  • El alcohol y el tabaco están totalmente prohibidos.