Deporte y actividad física en los niños

La práctica de actividad deportiva y física es la clave para prevenir muchas enfermedades. Por eso es importante que este hábito tan saludable se adquiera desde niños.

De esta manera, se pueden prevenir la obesidad además de problemas de comportamiento y de competencias sociales.

Deportes para niños

Los expertos recomiendan el ejercicio moderado para los niños y que no se ven obligados a ello. Lo más importante es que el niño ejerza una actividad de una manera divertida, que le guste y no impuesta por los padres. El sentido de obligación desanima a los niños, por lo que hay que tener en cuenta los gustos de los niños y promover el deporte en la familia, pero sin forzar.

Las familias pueden practicar deportes (fútbol, natación, senderismo, …), fomentar actividades que impliquen movimiento como el baile o la danza, y acostumbrar a los niños a desplazarse a pie y en bicicleta.

Cualquier actividad física debe ser moderada. De lo contrario, puede ser contraproducente y en lugar de prevenir enfermedades puede ser causa de estrés debido a las exigencias y la actividad física intensa.