Cuidarse a partir de los 30

Los 30 son una muy buena edad tanto para el hombre como para la mujer, pero ha llegado el momento de empezar a cuidarse ya que el estilo de vida afectará a nuestra salud a largo plazo.

Es a partir de los 30 años cuando la palabra salud aparece en nuestro horizonte. A esta edad muchas personas han creado su propia familia e incluso han decidio tener hijos. Los estudios prueban que las personas sin hijos son más propensas a abusar del alcohol y a fumar. Si es fumador, recuerde que nunca es tarde para decidirse a dejar de fumar. Diversos estudios prueban que dejar de fumar a esta edad no supone un gran recorte en las expectativas de vida respecto a una persona no fumadora.

La clave de nuestra salud futura está en nuestra alimentación. Una dieta saludable, equilibrada, rica en frutas y verduras, garantiza a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios y lo aleja del problema de la obesidad, ligado a las enfermedades del corazón y uno de los factores de riesgo de la diabetes. Además, una dieta sana también ayuda a prevenir diversos tipos de cáncer.

Cuidar la piel y evitar la caída del cabello

El cuidado de la piel se convierte en una de las mayores preocupaciones para muchas personas ya que la piel es la muestra más evidente del paso del tiempo.

La caída del cabello es otro frente de batalla para muchos hombres y mujeres que desean ocultar el paso del tiempo. En ambos casos, existen componentes genéticos contra los que poco podemos hacer. Pero una alimentación sana y la práctica de alguna actividad física de manera habitual son dos maneras sencillas de evitar el proceso de envejecimiento.

Y recuerde caminar treinta minutos al día: caminar es salud, nos mantiene en forma y previene el sobrepeso la obesidad, las enfermedades coronarias, la oestoporósis e incluso la depresión.