Cómo superar un divorcio o una ruptura amorosa

El divorcio de una pareja es algo que sucede más a menudo de lo que nos gustaría, ya sea por la sensación de haber sido engañados o debido a la falta de amor y de pasión.

Esas son principalmente las razones por las que muchas parejas recurren a la separación matrimonial, un hecho que se está dando incluso en parejas cuyos miembros tienen edades de 40, 50 o incluso 60 años. La realidad es que nadie puede asegurarnos que el matrimonio sea un camino de rosas ni que no se enfríe la relación con el paso del tiempo.

Los motivos de una ruptura amorosa

Mientras que las mujeres tienden a abandonar el trabajo y desenvolverse en una variedad de tareas (madre, esposa, novia, etc.), el hombre está más enfocado en su meta profesional. La necesidad imperiosa de renovación, el aburrimiento y la rutina en la pareja, los problemas cotidianos, … hacen que muchas veces se experimente la nacesidad de entrar en un mundo de fantasía y se busquen nuevas experiencias fuera de la pareja.

No importa dónde está el problema; el hecho es que en la mayoría de los casos es la mujer la que toma la iniciativa de finalizar el matromonio.

La mejor solución antes de que se tire la toalla es buscar ayuda profesional para salvar la relación amorosa; sin embargo, para ello las dos partes tienen que estar dispuestas a realizar cambios en su comportamiento y su relación de pareja.