Cómo sobreponerse a los contratiempos

La pérdida de un familiar, una ruptura, un contratiempo en el trabajo, … la clave para sobreponerse a los contratiempos es siempre la misma: aceptar las cosas como son.

No se trata de subestimar los sentimientos: tras un contratiempo es normal sentir dolor y rabia. Igualmente, es necesario atravesar una serie de etapas que conducen hasta la aceptación:

  • Una primera etapa de negación y sentimiento de rabia; en la mayoría de los casos desaparece al cabo unos días
  • Una segunda etapa de depresión: en esta etapa muchas personas permanecen atrapados durante períodos prolongados de tiempo, haciendo lo posible para recuperar lo perdido aunque ya no sea posible.
  • La etapa de aceptación consiste en reconocer que no es posible recuperar lo perdido (pareja, trabajo, familiar, ser querido, …) para intentar superar el contratiempo.

Aceptar lo sucedido puede significar cambiar su estilo de vida, su forma de hacer las cosas, su trabajo o su lugar de residencia. La aceptación conduce a un cierto alivio: el contratiempo no se olvida pero se supera: aceptar las cosas como son y no como queremos que sean.