Cómo lavarse las manos

Saber cómo lavarse las manos de manera adecuada es la primera línea de defensa frente a resfriados y muchas otras enfermedades infecciosas como la meningitis, la gripe o la hepatitis A.

De hecho, existe la convicción de que tomar más vitamina C durante las estaciones frías ayuda en la prevención de los resfriados. Sin embargo, el Instituto Alemán de Calidad y Eficiencia ha situado en primera posición del ranking de prevención la higiene de las manos. Este dato nos muestra la importancia de lavarse las manos como herramienta de prevención de enfermedades.

Por otro lado, diversos expertos advierten desde hace tiempo que el mundo está al borde de una nueva pandemia, sin poder especificar qué cepa será la causante. Pues bien, otro estudio publicado en la revista Cochrane Library, halló que lavarse las manos sólo con agua y jabón sería una forma fácil y efectiva de limitar la expansión de virus respiratorios, desde los más cotidianos hasta las letales cepas pandémicas.

Lávese las manos con agua y jabón antes de comer y cocinar, tras ir al baño, limpiar la casa o tocar animales y mascotas. Hágalo igualmente tras haber salir de trabajo, estar en la calle, con amigos o familiares, después de toser, estornudar y sonarse la nariz.

Si no le es posible lavarse las manos a menudo porque se encuentra fuera de casa, simplemente evite tocarse la cara con las manos sucias: de esa forma evitará visitas al médico.