Alimentacion sana

Alimentación sana y saludableUna alimentación sana y equilibrada y realizar cualquier ejercicio físico de forma periódica son las bases para una buena salud.

Muchos de los factores de riesgo que ocasionan muertes prematuras en nuestros días, tales como la presión sanguínea, los problemas de corazón, el colesterol o la diabetes, están directamente relacionados con nuestra alimentación.

A continuación presentamos trucos para seguir sin esfuerzo una alimentación sana.

  1. Tomar porciones pequeñas. El objetivo no es contar las calorías hasta obsesionarse. Simplemente comiendo porciones más pequeñas y usa un plato de tamaño mediano en vez de uno grande se puede conseguir comer un poquito menos cada día. Un ahorro de tan solo 100 calorías al día permite perder muchos kilos al final del año.
  2. Beber alrededor de dos litros de agua al día. El agua hidrata nuestro cuerpo y además ayuda a quemar las grasas. El agua es mejor para quitar la sed que las bebidas gaseosas y contiene menos calorías. También pueden tomarse zumos de fruta, café o té con poco azúcar.
  3. No saltarse ninguna comida. El desayuno es la comida más importante del día ya que por las mañanas realizamos el mayor gasto energético. Además, la intensa actividad que se desarrolla en esas horas hace que se quemen calorías más fácilmentedía, Pero el resto de comidas también son importantes. Saltarse una comida produce llegar a la siguiente con mucha más hambre. Los nutricionistas recomiendan tomar hasta cinco comidas diarias. Tampoco es aconsejable comer cuando se está nervioso o mientras se ve la televisión, se está leyendo o sentado frente al ordenador: de esta forma comeremos mayor cantidad sin darnos cuenta.
  4. Comer varias porciones de fruta y legumbres a diario. Las frutas y legumbres son la mayor fuente de vitaminas y minerales, necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente. 000 isminuir el consumo de dulces. Es una mala costumbre terminar las comidas con un postre dulce. El mejor postre es la fruta.
  5. Cocinar sano. El aceite de oliva es beneficioso para la salud y puede utilizarse para cocinar. De todas formas, es siempre mejor cocer o asar los alimentos en vez de freírlos. Aunque cuesta acostumbrarse, los alimentos ya contienen sal suficiente con lo que nos es necesario añadir más. La leche y sus derivados contienen mucha grasa por lo que se recomienda consumirlos sin grasa (desnatados) Por último, retirar la grasa de las carnes y la piel a las aves.