Adelgazar en poco tiempo

Se puede adelgazar en poco tiempo siguiendo una dieta sana y vigilando ciertos alimentos que aportan muchas calorías pero pocos nutrientes, por lo que debemos evitar en nuestra dieta diaria.

Reduciendo en nuestra dieta las salsas en los platos, los refrescos azucarados y los productos industriales, estamos realizando una disminución de la ingesta de calorías que nos conducirá a adelgazar sin grandes esfuerzos.

Consejos para adelgazar con una dieta sana y equilibrada

  • La principal recomendación para bajar de peso es no saltarse ninguna comida. Dejar de comer reduce nuestro metabolismo y como consecuencia nuestro cuerpo quema calorías lentamente. Además, dejar de comer provoca cansancio, debilidad, mal humor y problemas para la salud.
  • La leche y los productos derivados de la leche (queso, yogures, mantequilla,…) deben formar parte de nuestra dieta diaria. Sin embargo, debemos elegir productos desnatados o bajos en grasa. Como norma general, el queso de color amarillo tiene más grasa que el queso blanco y por tanto más calorías.
  • Beber agua entre comidas aumenta la sensación de saciedad ayudando a sentirnos más llenos.
  • Una cena ligera ayuda a bajar de peso. Para cenar, los alimentos recomendades son los caldos, las sopas, el pescado a la plancha, el pescado al horno, las frutas y la leche y los yogures desnatados.

Trucos para adelgazar

Con los siguientes trucos para adelgazar es posible lograr el objetivo de perder peso sin dietas los kilos que nos sobran. Y lo que es más importante: sin pasar hambre y sin grandes esfuerzos.

El principal consejos cuando queremos adelgazar es no saltarse ninguna comida: nuestro cuerpo compensa la falta de alimentos logrando un efecto rebote con lo que los kilos perdidos se recuperan rápidamente. Por eso, es importante repartir los alimentos en cinco comidas al día siendo el más importante el desayuno. Debemos desayunar abudantemente para empezar el día con energía: pan, tostadas, frutas, mermelada, queso, yogures, cereales… y bebidas como leche, zumos, café, chocolate o té.
Trucos que funcionan
  • Comer algo ligero a media mañana y a media tarde para que no te quite el apetito para la siguiente comida; frutos secos, fruta, un producto lácteo (queso, yogur, ..), un puñado de cereales o una barrita para el control de peso.
  • El almuerzo debe ser variado: las porciones pequeñas con poca grasa y pocas salsas añadidas. Cualquier alimento es saludable a la hora de comer: la carne (pollo, pavo, cerdo, filetes, hamburguesas, salchichas, …) o el pescado deben acompañarse con una porción de arroz, pasta, patatas, legumbres, vegetales fríos o calientes.
  • Además, no es recomendable reutilizar el aceite de freír porque usarlo varias veces lo convierte en grasas saturadas. Igualmente, los alimentos naturales son más saludables que los productos industriales, que suelen ricos también en grasas saturadas, sal y azúcar.
  • Realizar ejercicio físico todos los días durante al menos media hora, ya sea pasear, correr, jugar con los niños, montar en bicicleta, bailar, nadar o acudir a un gimnasio.
  • Mantener el cuerpo hidratado bebiendo varias veces a lo largo del día agua, zumos naturales o infusiones; el té rojo y el té verde ayudan además a bajar de peso porque aceleran el metabolismo y ayudan a quemar grasas.