La hora del baño del bebé

La hora del baño del bebéEl baño proporciona bienestar al bebé, le relaja y aumenta el contacto con sus padres y facilita su desarrollo mientras juega.

 

El primer baño del bebé

Aunque no es necesario esperar a que cicatrice el ombligo para bañar al bebé, el ombligo debe mantenerse totalmente seco. Por ello, durante los primeros días se puede lavar al bebé con cuidado utilizando una esponja húmeda y sin necesidad de bañarlo.

Frecuencia del baño

El baño diario de los bebés no es necesario e incluso puede resultar perjudicial ya que puede irritar la piel. Un baño dos o tres veces por semana es suficiente. Por el contrario, es necesario lavar tan a menudo como se haga necesario la zona del pañal, la cara y las manos, haciendo especial atención a los pliegues de la piel que puedan contener suciedad.

Jabones, champús y fragancias para el baño

Seguir una rutina ofrece seguridad a los bebés. Por ello es aconsejable realizar el baño siempre a la misma hora, ya sea por la mañana o por la tarde. No olvide caldear el cuarto de baño con anterioridad en el caso de que se trate de una época fría del año.

Los jabones y champús deben tener PH neutro para no modificar la acidez natural de la piel del bebé. Buscar jabones sin fragancias y no abusar de las cremas o leches hidratantes para después del baño ya que no son necesarias.

Evitar también las colonias; el agua de colonia puede aplicarse sobre la ropa en vez de sobre la piel para evitar problemas de reacciones alérgicas.

Evitar accidentes en el baño

Es muy importante asegurarse de que la bañera cumple con las normas de seguridad para evitar accidentes en el baño. Igualmente, seguir los consejos siguientes para minimizar los riesgos:

  • Asegurarse muy bien de la temperatura del agua antes de introducir al bebé: el agua tibia es la mejor elección
  • Limitar el nivel de agua en la bañera a la altura de las caderas o el ombligo del bebé
  • Colocar a mano todo lo necesario para el baño evitando tener que apartar los ojos del bebé
  • Nunca deje a su niño solo en la bañera, ni durante un periodo corto tiempo, incluso si utiliza un asiento para bañera
  • Dejar de utilizar los asientos para bañeras en cuanto el bebé pueda intentar salir de ellos
  • Vacíe de agua la bañera después de su uso