La anemia durante el embarazo

anemia durante embarazoLa anemia durante el embarazo es una enfermedad muy corriente. Tan corriente que es habitual que casi todas las madres sufren anemia en mayor o menor grado.

El bebé crece muy rápido requiriendo muchos nutrientes y hierro. Una parte del hierro necesario se lo proporciona la madre a través de su alimentación; el resto, proviene de las reservas de la madre. Si la dieta de la madre no es la correcta, el bebé necesitará tomar las reservas de la madre para continuar con su desarrollo. El resultado para la madre es la anemia. Si el grado de anemia es elevado, puede incluso llegar a producirse hipotrofia, es decir, un crecimiento defectuoso del bebé.

 

Síntomas de la anemia

Es necesario consultar al médico en el caso de encontrarse muy fatigada. El médico realizará entonces un análisis de sangre para determinar si existe o no anemia. Simplemente tomando un complemento de hierro se solucionará el problema. De hecho, muchos médicos prescriben complementos de hierro a todas las embarazadas de manera sistemática antes de que haya ningún síntoma de anemia.

Alimentos ricos en hierro

Toda embarazada debe de incluir en su dieta alimentos ricos en hierro con el objetivo de prevenir la anemia. Los siguientes alimentos, son todos ellos ricos en hierro:

  • el hígado de cerdo, de ternera, de pollo, de pavo o de cordero
  • las lentejas, los garbanzos, los guisantes y los fríjoles
  • las espinacas, las coles de Bruselas y las alcachofas
  • los frutos secos
  • el chocolate