La relación de pareja

La relación de pareja

La relación de pareja

La relación de pareja ha variado a lo largo de la historia, en parte porque hombres y mujeres se han forjado a través de los siglos bajos distintas condiciones sociales y culturales.

Diversos estudios han demostrado que los cerebros de los seres humanos en hombres y mujeres trabajan de una manera diferente, en especial en lo referente a las habilidades mentales. La mujer ha desarrollado un tipo de comunicación verbal e intuitiva, mientras que el hombre ha desarrollado mejor la orientación espacio-tiempo.

A pesar de las diferencias y sea cual sea la orientación sexual de las personas, tanto hombres como mujeres se sienten genéticamente inclinados a la relación de pareja. Sin embargo, no están necesariamente destinados a permanecer unidos para siempre siendo natural perder interés en su pareja.

Consejos para sentirse bien en pareja

  1. No querer compartirlo todo con su pareja. Separarse de vez en cuando dejando espacios propios es positivo.
  2. Cultiva el contacto físico: el placer de dormir abrazados, los besos, caricias …
  3. Tener amigos a los que confiar los problemas: la pareja no siempre puede absorber su descontento.
  4. Dar importancia a las pequeñas celebraciones, como el aniversario de bodas o la fecha en que se conocieron. De esta forma se ayuda a “hacer balance” de la situación emocional.
  5. No renunciar a la experimentación con el erotismo y la sexualidad
  6. No trate de cambiar a su pareja: la sinceridad y la comunicación directa sobre lo que molesta o disgusta de la pareja es positiva, pero no podemos obligar a cambiar a las personas.
  7. Recordar a menudo a nuestra pareja lo que sentimos: no importa cuántas veces se repita, porque siempre va a nuestra pareja siempre le gustará oirlo.

Conflictos en la pareja

Sin embargo, son diversos los factores que propician los conflictos en la pareja. Enumeramos algunos algunos de los problemas que provocan con mayor frecuencia las temidas desavenencias conyugales.

Los siguientes factores son los que originan conflictos de pareja con mayor frecuencia:

  • Olvidar la relación de pareja por culpa del trabajo. Es necesario encontrar tiempo no solo para el ocio y la diversión de la pareja sino también para compartir experiencias
  • Problemas económicos. Si bien las dificultades unen también es cierto que se puede llegar a un punto en el que una situación económica deplorable haga inviable la vida en pareja.
  • Falta de implicación o celos en la relación de pareja. Por ejemplo, reparto injusto de las tareas del hogar, mayor estatus laboral de un miembro de la pareja, desacuerdos en la repartición de los gastos  (compras de ropa, artículos de lujo u ocio de uno de los miembros de la pareja)
  • Problemas familiares al darse interferencias o no lograr mantener una relación satisfactoria con la familia política
  • Adicciomes o problemas de salud físicos o mentales que interfieren en las relaciones de pareja, no suelen ser los determinantes más habituales de las rupturas.
  • Problemas de convivencia durante épocas de vacaciones
  • Falta de comunicación o entendimiento que conducen a la rutina
  • Problemas en las relaciones sexuales, celos o infidelidades
  • Falta de apoyo durante una crisis vital por parte de alguno de los miembros de la pareja