Aburrimiento en la pareja

Aburrimiento en la pareja

Aburrimiento en la pareja

El aburrimiento en la pareja es una sensación totalmente normal causada casi siempre por la rutina en las relaciones de pareja. Para evitar el aburrimiento o monotonía en las relaciones de pareja es necesario modificar actitudes personales: los dos deben creer que es posible cambiar para mejorar. Es necesario arriesgarse a que pasen cosas nuevas y dejar que las sorpresas formen parte de la vida.

Consejos para combatir el aburrimiento en la pareja

  • Mantener alta la autoestima: la libido requiere de una autoestima saludable y una buena autoimagen ya que la inseguridad genera tensión y la tensión inhibe el deseo sexual.
  • Sorprender a la pareja: una cena o un evento romántico, visitar lugares desconocidos o hacer cosas nuevas que estimulen los sentidos sorprenderá a nuestra pareja y liberará el estrés, lo que nos ayudará a sentirnos más cómodos en la cama.
  • Buscar salidas a la monotonía: probar nuevos juegos, masajes eróticos, juguetes sexuales o simplemente nuevos escenarios que gusten a los dos para dejar volar la imaginación.

Terapia de pareja

Los problemas de pareja suponen la principal causa del aumento del número de divorcios y rupturas. Los celos, la rutina, los reproches o la infidelidad entre otros terminan por romper la pareja.

La convivencia a lo largo de la vida no es sencilla. Hoy más que nunca las cosas se van torciendo con facilidad. Existe siempre un modo de resolverlas para evitar la ruptura de la pareja, algo sin duda traumático para ambas partes. Todos a lo largo y ancho de nuestras vidas hemos sentido en algún momento agobiados por un problema que quizás no sintamos como causado por nosotros mismos y desearíamos que jamás hubiera existido. Encontrar una solución puede resultar difícil, sobre todo si esa solución involucra a nuestra pareja.

Objetivos de la terapia de pareja

Los objetivos de la terapia de pareja son los siguientes:

  • Analizar y buscar soluciones para superar las diferencias que impiden llevar una vida en pareja.
  • Reducir los conflictos y mejorar la convivencia de la pareja.
  • Mejorar la comunicación verbal con el objetivo de compartir los diferentes puntos de vista, negociar las diferencias y llegar a acuerdos.

La terapia de pareja nos ayuda a intentar diferentes formas de resolver un problema. Para una terapia psicológica de este tipo no es necesario que exista una patología catalogada; tan solo es necesario que haya una situación por sencilla que parezca, con la que una persona siente que existe un problema.