Tronas para bebés

Tronas para bebésLas tronas para bebes pueden empezar a utilizarse desde el momento en el que el bebé puede permanecer sentado por si sólo (sobre los cinco meses) y hasta los 4 años.

El uso de las tronas evita a los padres la incómoda postura de encorvarse para darle la comida al bebe y al niño le gusta porque se siente cómodo a la hora de comer, jugar o simplemente descansar.

Tipos de tronas para bebés

  • Tronas fijas: las más elegantes aunque no se pueden plegar; las tronas fijas son una buena opción si se dispone de suficiente espacio en casa.
  • Tronas plegables: las tronas plegables por el contrario, pueden guardarse en cualquier lugar de la casa e incluso las podemos llevar con nosotros en el maletero del coche si salimos de viaje o a cenar a casa de amigos.
  • Tronas de mesa: las tronas de mesa se fijan a las mesas de los adultos, deben de ser plegables y ligeras. El sistema de anclaje debe de ser seguro. Son muy útiles cuando la familia sale a comer fuera.
  • Tronas convertibles: son tronas que a medida que el bebé crece se van convirtiendo en otros muebles como por ejemplo en sillas para niños.

Recomendaciones a la hora de comprar una trona

Hay varias consideraciones a tener en cuenta antes de decidirse por una trona u otra:

  • La seguridad y comodidad de la trona: este es un aspecto fundamental a tener en cuenta. La trona que escojamos debe cumplir con todas las normas de seguridad y disponer de cinturones o arneses de seguridad.
  • La trona tiene que ser fácil de limpiar: los niños van a comer o a pintar en la trona, con lo cual los materiales deben de ser duraderos y que favorezcan una fácil limpieza. Además hay que asegurarse que los materiales de la trona sean atóxicos.
  • Si queremos una trona con ruedas, tenemos que asegurarnos que al menos dos de las ruedas tengan freno; en el caso de que nos decidamos por una trona sin ruedas, deben de tener un dispositivo antivuelco.
  • El respaldo de las tronas debe de ser anatómico y acolchado y el asiento cómodo y amplio.