Sacos de dormir para bebés

Sacos de dormir para bebésLos sacos de dormir para bebés son muy útiles porque mantienen el calor temporal del bebé en el caso de que el se destape por la noche y evitan el riesgo de sofoco.

Los pediatras recomiendan evitar las mantas hasta después de los 12 meses para minimizar el riesgo de muerte súbita. El saco de dormir para bebés cubre el cuerpo y las piernas pero deja los brazos del bebé libres garantizando la libertad de movimientos del bebé.

En el mercado hay varios tipos de sacos de dormir:

  • Los sacos de dormir extensibles que van creciendo según crece el bebé. Cuando el bebé es pequeño utilizamos el saco de dormir sin la extensión, el saco se cierra en la parte inferior con unos broches de presión. Cuando el bebé crezca, abrimos la parte extensible y nos quedará un saco de dormir más largo y ancho. Este tipo de sacos para dormir extensibles se pueden encontrar en la mayoría de las casas especializadas en productos infantiles.
  • La marca Grobag cuenta con sacos de dormir con diferentes tipos de espesor dependiendo de la estación del año.
    1. Espesor 0.5. Es el espesor que se recomienda usar durante el verano
    2. Espesor 1.0. Para utilizar en temporadas cálidas
    3. Espesor 2.5. Es el saco de dormir que se recomienda utilizar durante el invierno.

    También podemos encontrar diferentes tallas de sacos de dormir Grobag en función de la edad del bebé (0-2, 0-6, 6-18 y 18-36 meses) y para niños de 3-6 años.

  • La marca Hoppediz dispone de un saco de dormir para bebés con mangas. Tiene unas aperturas para la silla del coche o la del paseo. Podemos sacar de paseo al bebé sin necesidad de desvestirle por ello resulta muy útil que este saco de dormir Hoppediz tenga mangas, así evitamos que el bebé se resfríe al salir de casa.