Flotadores para bebés

Flotadores para bebésLos flotadores para bebés posibilitan el gran acontecimiento para padres y pequeños: el primer baño del bebé en la playa o en la piscina.

Los bebés y el miedo al agua

La mayoría de los bebés sienten un gran miedo al agua, por ello se recomienda que el primer contacto del bebé con el agua se produzca en la piscina. Así el primer baño del bebé en el mar será más fácil. No debemos obligar al niño a meterse en el agua; sino quiere entrar, es mejor ir acostumbrándolo poco a poco; podemos ir paseando con él por la orilla al principio para poco a poco ir metiéndonos más adentro.

Puede darse el caso que el bebé no tenga ningún miedo al agua. En este caso hay que enseñarle a tomar precauciones desde pequeño, haciéndole entender que el mar puede ser peligroso. Es muy importante que los niños aprendan a nadar lo antes posible, tanto por su seguridad, como porque es un deporte muy completo.

Flotadores para bebés

Flotador mama y bebeEn el mercado podemos encontrar flotadores para bebés que les harán sentirse más seguros en sus primero baños. Como el flotador Mamá y Bebé de Jané, en el que el bebé y la mamá o el papá comparten flotador. Tiene un respaldo para mayor comodidad del bebé y un arnés que garantiza su seguridad. También cuenta con unas bolitas sonajero en el flotador para mayor diversión del bebé. Este flotador de Jané es recomendado para bebés de más de tres meses.

El flotador Baby Swimtrainer es ideal para ayudar a los bebés de más de tres meses a nadar. Este flotador de aprendizaje antivuelco, permite al bebé adquirir un correcto movimiento de piernas, además de adoptar la postura ideal para nadar de una forma segura. Esta fabricado en un plástico muy resistente y se adapta al tamaño del bebé mediante sus cinco cámaras de aire. El flotador swimtrainer ha sido diseñado para que el niño no se pueda deslizar gracias a su cinturón ajustable y a su base que le hace de asiento. La edad recomendada de uso es de tres meses a tres años y contiene un manual sobre como enseñar a nadar a un niño.

También en Imaginarium podemos encontrar un asiento flotador para bebés. El asiento proporciona estabilidad al bebé a la vez que impide que se deslice hacía abajo. Soporta un máximo de 11 kilos y se recomienda para bebés de más de tres meses que puedan permanecer con la espalda erguida.