Bañeras para bebé

Bañeras para bebéLas bañeras para bebé se utilizan desde su nacimiento hasta los doce o dieciocho meses, siendo de gran utilidad para los padres y tranquilizando al bebé a la hora del baño.

La gran ventaja de las bañeras para bebés es que pueden utilizase en distintas partes de la casa y evitan además tener que llenar de agua la bañera principal del hogar.

Tipos de bañeras para bebés

Existen infinidad de modelos y tipos de bañeras para bebé. Repasamos las más habituales:

  • Bañeras en forma de cubo: necesitan muy poco espacio, pero resultan incómodas de utilizar tanto para los padres como para el bebé cuando crece. Por ello, en la actualidad las bañeras para bebés tienen la forma de una bañera tradicional pero con un tamaño mas reducido.
  • Bañeras adaptables: existen modelos con dos barras cruzadas para adaptarse en la bañera principal del hogar; también son habituales las bañeras que se integran en una mesa para cambiar al bebé, muy cómodas para la espalda.
  • Bañeras hinchables: la bañera hinchable es el complemento ideal para el viaje. Debido a su reducido tamaño, quedan pequeñas a partir de los 6 meses. Hay que vigilar los roces de la piel del bebé con los bordes de la bañera porque pueden causar quemaduras.
  • Mueble bañera: La bañera está integrada en un mueble con cajones para guardar la ropa del bebé, las toallas, los jabones y los juguetes del baño. Además resultan muy indicadas para la espalda de los padres.
  • Asiento para el baño: El asiento se acopla a la bañera permitiendo al bebé jugar con el agua con pies y manos.

Consejos a la hora de comprar una bañera para bebé

Por últimos, algunos detalles que nos harán la vida más fácil a la hora del baño:

  • El fondo de la bañera antideslizante, para evitar resbalones cuando el bebé es mayor y puede ponerse de pie
  • Una cesta acoplada para guardar la esponja, el jabón y los juguetes del baño
  • La posibilidad de poder sentar al bebé en la bañera nos deja las manos libres para poder enjabonarle y jugar con el bebé