Adelgazar después del parto

Son muchas las madres que se preocupan por cómo adelgazar después del parto y recuperar el peso que tenían antes de su embarazo.

Durante los meses de embarazo es normal ganar entre 9 y 16 kilos de peso de media; algunas mujeres ganan incluso más peso. Al final, todas las madres acaban haciéndose la misma pregunta: ¿cómo adelgazar después del embarazo?

 

Cómo perder los kilos ganados durante el embarazo

La mayoría de las mujeres pierden entre cuatro y cinco kilos durante las dos primeras semanas después del parto. A medida que el útero se va contrayendo a su tamaño normal se irá recuperando la silueta anterior.

La velocidad con la que se pierden estos kilos ganados depende de diversos factores, sobre todo factores genéticos, pero también de la dieta y el ejercicio físico.

 

Sigue estos consejos que te ayudarán a recuperar el peso anterior al embarazo:

  • La lactancia es un proceso que ayuda a perder los kilos ganados durante el embarazo; está comprobado que las madres que dan el pecho a sus bebés queman alrededor de 500 calorías diarias durante el proceso de producción de la leche (¡esto equivale a caminar ocho kilómetros diarios!).

 

  • Un reciente estudio de un grupo de investigadores norteamericanos pertenecientes a la organización Kaiser Permanente, concluye que dormir poco en los meses posteriores al parto puede ser uno de los factores que propician la retención de los kilos de más ganados durante el embarazo. Si bien es difícil conciliar el sueño con un bebé en casa, una siesta a media tarde cuando el bebé está dormido podría ser la solución.

 

  • Otro estudio de la Escuela de Medicina de Harvard, pone de manifiesto que caminar con regularidad ayuda también a perder los kilos ganados durante el embarazo. Un paseo diario empujando el carrito del bebé es suficiente.

 

  • Realizar ejercicio físico suave es una buena forma de recuperar la silueta anterior. Se recomienda esperar seis semanas antes de iniciar cualquier ejercicio (algo más en el caso de partos por cesárea) y no realizar ejercicios durante más de diez minutos. Más adelante, se puede ir incrementando la actividad física poco a poco hasta llegar a los treinta minutos diarios. Hay que tener en cuenta que es normal que transcurran hasta nueve meses para reafirmar los abdominales que se han distendido y endurecer sus músculos.