Peso ideal durante el embarazo

Peso ideal durante el embarazoEs difícil precisar cuál es el peso ideal durante el embarazo ya que cada mujer embarazada tiene unas características diferentes.

Por regla general el peso ideal al final del embarazo estaría entre los nueve y los doce kilos, aunque factores como la edad, los hábitos alimentarios y la actividad física hacen variar la cifra de aumento de peso ideal durante el embarazo.

El aumento de peso no es igual durante el tiempo del embarazo, lo habitual es que en el primer trimestre se engorde muy poco, pudiendo producirse incluso una bajada de peso si la futura mama sufre de las típicas molestias matutinas. Es durante el segundo trimestre y espacialmente durante el tercer trimestre del embarazo cuando se produce un mayor aumento de peso.

Sobrepeso en el embarazo

El sobrepeso durante el embarazo aumenta el riesgo de complicaciones durante el embarazo, el parto y post parto, como hipertensión arterial, preclampsia, diabetes,  hemorragias importantes durante el parto. El riesgo de sufrir alguna de estas complicaciones es mucho mayor si se sobrepasa el 20% del peso recomendable. Además el sobrepeso en el embarazo aumenta la probabilidad de la realización de cesáreas debido al riesgo de tener bebés con alto peso al nacer.                                  

Para combatir el sobrepeso en el embrazo lo mejor es acudir al médico especialista que nos podrá recomendar un plan nutricional adecuado a nuestras necesidades. En general, deberemos seguir una dieta completa y variada  acompañada de una actividad física realizada de forma habitual y adecuada a nuestro estado.

Bajo peso durante el embarazo

Tener un bajo peso durante el embarazo incrementa el riesgo de tener bebés prematuros. Si bien es normal que durante el primer trimestre del embarazo no se coja incluso que se pierda peso debido a los mareos y las náuseas; si estos problemas continúan durante todo el embarazo la futura mama deberá acudir a su ginecólogo para que este vigile su alimentación y peso.  Algunos especialistas recomiendan incluir en la dieta aquellos alimentos que sean nutritivos pero que no produzcan sensación de saciedad como pueden ser las carnes magras y los frutos secos.