El parto por cesárea

Parto cesareaLa cesárea es el nacimiento del bebé mediante una intervención quirúrgica. Aunque normalmente el parto vaginal es la forma natural en la que los bebés nacen, hay ocasiones en las que la cesárea es una opción más segura.

En el caso de un parto por cesárea, los riesgos del parto no son más altos que los riesgos de un parto vaginal. En este caso, los riesgos están relacionados con la cirugía y la anestesia de la operación.

 

Tu médico puede sugerir un parto por cesárea en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • cuando el parto se desarrolla de forma demasiado lenta o se detiene
  • si el bebé es demasiado grande para que pase sin riesgos por la vagina
  • si el bebé está "de nalgas", es decir con los pies primero
  • cuando existen problemas con la placenta
  • si hubo partos por cesárea anteriores u operaciones en el útero
  • si la madre sufre alguna infección como el VIH o herpes genital que puede contagiarse al bebé durante el parto vaginal
  • cuando es un parto múltiple: tener mellizos, trillizos o más bebés
  • si el bebé sufre problemas durante el parto que indican disminuciones en el ritmo cardíaco

La recuperación después de una cesárea es más larga, siendo lo normal entre 4 y 6 semanas. En los últimos años ha aumentado considerablemente el número de nacimientos por cesárea.