Segundo trimestre del embarazo

Segundo trimestre del embarazoEl segundo trimestre del embarazo es probablemente la etapa del embarazo que más se disfruta. Desaparecen los típicos síntomas del embarazo y se notan los movimientos del bebé. Una ecografía en el quinto mes hace posible conocer el sexo del bebé.

 

El segundo trimestre del embarazo es el que más se disfruta por diversos motivos:

  • suelen desaparecer los típicos síntomas del embarazo: las ganas de orinar se irán haciendo cada vez menos frecuentes, desaparecen las náuseas y los mareos
  • se considera que el embarazo está afianzado y son pocos los casos en los que se presenta un aborto en este periodo
  • tu cintura se engrosará y tu vientre comenzará a abultarse, haciendo evidente el embarazo
  • percibirás los movimientos del bebé y sus patadas
  • podrás averiguar el sexo del bebé si lo deseas

 

Cambios corporales

Aunque los cambios corporales durante el segundo trimestre del embarazo son menos bruscos que hasta ahora, este es el trimestre en el que probablemente aumentarás más de peso, alrededor de 6 kg. De este aumento aproximadamente solo un kilo corresponde al bebé; el resto corresponde a la placenta, el líquido amniótico, al útero, a los pechos agrandados y al incremento en el volumen sanguíneo.

Al estar el útero justo debajo del ombligo y seguir creciendo es normal sentir tirones en el abdomen. Tampoco hay mucho que se pueda hacer para evitar las estrías, pero las cremas aliviarán la picazón y mejorarán levemente el aspecto de las estrías. La musculatura del tracto digestivo se relaja, lo que aumenta la probabilidad de sufrir pequeñas molestias como la acidez de estómago. Comienza a producirse un flujo vaginal blancuzco y espeso que recibe el nombre de leucorrea y continuará produciendo hasta el final del embarazo. Es normal que las encías sangren con facilidad y también puedes notar que los pies se hinchan, en particular si se está de pie durante mucho tiempo. Si te duele la espalda, evita estar de pie durante largo tiempo, mantén la espalda recta y usa calzado cómodo de tacón bajo. Más que nunca, el cuerpo necesita hierro y calcio. Si te sientes cansada o lenta, quizás necesites un suplemento de hierro.

Análisis prenatales

Durante el segundo trimestre se realizan también los análisis prenatales. En muchos países se realiza entre las semanas 16 y 18 la prueba triple con el objetivo de detectar problemas como anomalías del tubo neural y el síndrome de Down. En el caso de que el médico considere necesaria realizar una amniocentesis, también se realizará durante este período.

Y por último, es posible realizar una ecografía en color entre las semanas 18 y 20, en la que se supervisa el crecimiento y anatomía del bebé. Los padres pueden identificar la cabeza, las extremidades y el cuerpo del bebé e incluso es posible ya averiguar su sexo. Si no deseas saber el sexo del bebé, avísa al médico antes de iniciar la prueba.

El bebé crece

A partir de la semana 28, se considera que el bebé ya está preparando para la vida fuera del útero: puede abrir y cerrar los ojos, chuparse el dedo y quizás sientas movimiento porque el bebé se ejercita dando patadas y estirándose. Mantén los buenos hábitos y una dieta sana: come bien, descansa cuando te lo pida el cuerpo y toma mucha cantidad de agua. Si sigues fumando, nunca es demasiado tarde para abandonar un mal hábito.

El segundo trimestre es un buen momento para empezar a pensar en el nombre del bebé y planificar el parto: infórmate de las cursos de preparación cercanos a tu domicilio.