Primer trimestre del embarazo

El primer trimestre del embarazo se caracteriza sobretodo por ser el periodo en el cual la futura mamá experimentará los clásicos síntomas del embarazo. Empieza un largo camino tanto para los padres como para el bebé.

Los síntomas del embarazo como los mareos y los vómitos pueden aparecer desde el primer mes y no desaparecer hasta el final del primer trimestre.

Otros síntomas comunes durante el primer trimestre del embarazo son pequeños dolores en los pechos, orinar con mayor frecuencia y dolores abdominales similares a los que se tienen durante la menstruación.

Primer mes

Durante las primeras 8 semanas, el bebé es tan solo un embrión de tamaño minúsculo. Aparecen los botoncitos de las extremidades, que crecerán para formar los brazos y las piernas; se empiezan a formar los pulmones, el cerebro y la médula espinal. A partir de la cuarta semana, se produce uno de los momentos más emocionantes: el corazón del bebé empieza a latir.

Segundo mes

Es a partir del segundo mes cuando se confirma el embarazo. En razón del cambio hormonal en su cuerpo, la mujer embarazada suele experimentar los siguientes síntomas:

  • fatiga debido a que se están produciendo cambios en tu cuerpo que necesitan mucha energía
  • náuseas y vómitos, muy habituales por la mañana pero que pueden durar todo el día; se cree que forma parte de un sistema de protección del cuerpo de la mujer durante la etapa más delicada de la formación del bebé
  • manchas de sangre debido a que algunas mujeres continúan con la menstruación aproximadamente en las mismas fechas en las que se tendría el periodo
  • aumento del volumen de los pechos
  • malestar en la zona de la pelvis
  • más ganas de orinar a causa del cambio hormonal
  • exagerado sentido del olfato, rechazando ciertos olores como el tabaco, el café o la contaminación

La acción de las hormonas también puede provocar inestabilidades en el lado emocional de la mujer. Aunque esté feliz por desear al hijo que espera, también podrá sentirse nerviosa, insegura y miedosa.

Tercer mes

A partir del tercer mes el bebé se llama feto. La fecha posible del parto se calcula añadiendo treinta y ocho semanas a la fecha de concepción o cuarenta a la fecha de la última menstruación. En los casos de embarazo múltiple, éste acostumbra a durar menos. Y en todos los casos, el bebé puede adelantarse o retrasarse aunque los médicos no recomiendan un retraso superior a las dos semanas.