Planificar el embarazo

Planificar el embarazoPlanificar el embarazo consiste en preparar el cuerpo con hábitos sanos, cuidando la alimentación y la salud en general desde semanas antes de que llegue el embarazo.

Es muy aconsejable planificar el embarazo ya que las primeras semanas de gestación son fundamentales para el desarrollo del feto, especialmente para el sistema nervioso y ciertas estructuras embrionarias de las que derivarán los órganos vitales y las glándulas del bebé.

El primer paso es protegerse como si ya se estuviera embarazada: es necesario dejar de fumar y evitar el consumo de alcohol. Además, complementa tu dieta con ácido fólico durante los 3 meses anteriores a la concepción y durante las primeras semanas del embarazo. El ácido fólico reduce el riesgo de defectos congénitos del cerebro y de la médula espinal del feto. Ten en cuenta que no basta con comenzar a ingerir este nutriente al inicio del embarazo, porque el cambio metabólico que produce en las células del organismo no es inmediato.

A pesar de que el ácido fólico puede encontrarse en determinados alimentos como frutas, vegetales y cereales, es difícil obtener la cantidad necesaria de esta vitamina sólo de la dieta. Es por ello que se recomienda el uso diario de un complejo multivitamínico. No dudes en consultar a tu ginecólogo para que te recete el complejo vitamínico más adecuado para ti.

Con el objetivo de minimizar riesgos, es recomendable realizar un análisis de sangre para detectar la presencia de anticuerpos de enfermedades como rubéola, hepatitis o toxoplasmosis y aplicar vacunas cuando fuera necesario. Se puede realizar también un estudio médico de las enfermedades familiares con el objetivo de determinar el nivel de riesgo de transmisión.

Si estás ya embarazada no te preocupes: el objetivo de la planificación del embarazo es minimizar cualquier riesgo. Simplemente sigue una dieta sana y evita el alcohol, el tabaco, todo tipo de drogas y la exposición a sustancias tóxicas como pesticidas, insecticidas, ciertas pinturas, solventes y pegamentos. Evita también la exposición al sol sin protección y sobretodo consulta a tu médico antes de tomar cualquier medicamento o producto médico. 

Sea cual sea tu edad, debes consultar a tu médico antes de intentar quedar embarazada si tienes una condición médica crónica, como diabetes, un trastorno convulsivo, presión arterial alta o tomas medicamentos.