Mejorar la memoria

mosimage}Los alimentos que consumimos también pueden ayudarnos a mejorar la memoria, en especial aquellos ricos en vitamina B y colina.

Las vitaminas son necesarias para que las neuronas funcionen correctamente. Entre ellas, la vitamina B destaca por su relación con la salud y el mantenimiento de la memoria. La vitamina B se encuentra presente en los cerales, las legumbres o las nueces.

Por otro lado, la colina es un neurotransmisor relacionado con la concentración y la memoria que se encuentra presente en los huevos, el hígado, la soja, los ajos, las cebollas, el apio, las berenjenas, los cacahuetes, los espárragos, las zanahorias, el trigo, el maíz, el arroz, las judías y los guisantes.

Por último, los grasos ácidos esenciales son importantes ya que previenen la formación de coágulos en las arterias y en consecuencia los accidentes cerebrales debidos a una mala circulación. El pescado azul, el salmón, el aceite de soja, las nueces, las almendras, las espinacas o los alimentos enriquecidos en Omega-3 ayudan a mantener los niveles óptimos de ácidos grasos esenciales en nuestro cuerpo.