Dietas rápidas para bajar de peso

Las dietas rápidas para bajar de peso persiguen hacernos bajar rápidamente mediante una restricción alimentaria que varía según el tipo de dieta.

Una dieta rápida no debe centrarse en la pérdida de agua y masa muscular sino en la pérdida de grasas, para que de ese modo la pérdida de peso se mantenga en el tiempo.

Dietas para bajar de peso

El peligro de las dietas rápidas para bajar de peso es que suelen provocar rápido abandono por aburrimiento o sensación de hambre. Algunas de las dietas rápidas más populares son:

Una dieta rápida puede además provocar daños en nuestra salud; por ello se hace necesario pedir consejo médico antes de iniciar cualquier tipo de dieta.

Antes de iniciar una dieta para adelgazar

Antes de iniciar una dieta hay que tener en cuenta es que las dietas rápidas no deben seguirse por más de dos semanas.

Y son sólo recomendadas a personas sanas, por lo que es necesario visitar un nutricionista para que evalúe nuestra salud y nos dé indicaciones más precisas.

Otros consejos importantes en este tipo de dietas es la combinación con el ejercicio físico diario, como trotar, pasear en bicicleta o simplemente caminar.

Además, evitar comer entre comidas, así como también ingerir bebidas gaseosas. Los alimentos prohibidos en estas dietas hipocalóricas son los siguientes: azúcar (puede utilizar edulcorante natural), pastas (bollería), embutidos, pan blanco, mantequilla, plátanos y uvas.