Dieta de la fruta

Dieta de la frutaLa dieta de la fruta puede utilizarse como dieta depurativa o en una dieta para adelgazar. Las dietas depurativas sirven para limpiar nuestro organismo y a la vez conseguir equilibrio corporal.

En cualquier caso, la dieta de la fruta consiste en comer tan solo frutas durante unos días. Con ello, se persigue aprovechar las propiedades de la fruta: su alto valor nutritivo en vitaminas y minerales, su fácil asimilación en nuestro organismo, su alto contenido en fibra y su aporte de agua que favorece la eliminación de toxinas.

Funcionamiento de la dieta de la fruta

Seguir las siguientes pautas:

  • tomar cualquier fruta fresca, lavarla y comerla con piel (gran parte de las vitaminas y minerales se encuentran en la piel); no cocer la fruta ya que pierde muchos de sus nutrientes durante la cocción
  • puede comerse entre uno y dos kilos y medio de fruta al día
  • la dieta de la fruta no debería de seguirse durante más de tres días
  • beber agua abundantemente y si se desea zumos de frutas

Ejemplo de menú a base de fruta

Desayuno: Zumo de naranja, un plátano cortado en rodajas; café o té

Comida: Dos rodajas de piña, un bol de fresas de postre

Merienda: Una pera, una manzana; café o té

Cena: ensalada de frutas

Inconvenientes de la dieta de la fruta

Al tratarse de una dieta que limita la ingestión de otros tipos de alimentos aparte de la fruta, la dieta se hace repetitiva y es fácil caer en el aburrimiento y el abandono. Por otro lado, la fruta no aporta por sí sóla todos los nutrientes necesarios, con lo que se trata de una dieta poco sana y equilibrada.