Dieta con proteínas

Dieta con proteínasUna dieta con proteínas es un tipo de dieta que prohibe el consumo de carbohidratos y grasas para conseguir perder peso quemando las reservas de grasas de nuestro cuerpo.

La dieta con proteínas reduce el consumo de lípidos y glúcidos aumentando las proteínas, para de ese manera forzar al organismo a consumir sus propias reservas de grasas. Entonces se produce la pérdida de peso debida a la desaparición de las grasas del cuerpo.

Los alimentos que contienen azúcares y grasas deben eliminarse de la dieta y deben consumirse tan sólo proteínas en el desayuno, en la comida y en la cena:

  • mariscos
  • pescados
  • huevos
  • carne de ternera, cerdo, pollo y pavo

De esa forma, la energía que necesita el organismo se obtiene de las reservas de grasa. Según varios nutricionistas la dieta con proteínas es la más eficaz, evitando el efecto rebote y consiguiendo perder peso rápidamente. Una dieta con proteínas consigue una reducción de peso de entre 7 y 10 kg en tan sólo 4 semanas.

Inconvenientes de la dieta con proteínas

Una dieta con proteínas es una dieta poco balanceada que limita el consumo de ciertos alimentos y por tanto provoca diversos efectos secundarios, destacando el estreñimiento, la caída del cabello y la halitosis. La pérdida de peso no puede mantenerse en el tiempo y este tipo de dieta debe realizarse bajo supervisión médica.