Dieta cetogénica para adelgazar

Una dieta cetogénica para adelgazar es una dieta rica en alimentos ricos en grasa y proteínas: salsas, embutidos, fritos, bollería, mantecas, pizzas, helados y derivados de la leche.

Las dietas cetogénicas potencian los alimentos ricos en grasas limitando en su mayor parte los carbohidratos y algo las proteínas, con el objetivo de conseguir adelgazar rápidamente. Se busca que el organismo entre en el proceso llamado cetogénesis para de esa manera aumentar el metabolismo y aumentar la quema de grasas y calorías. Diversas fuentes aseguran que una dieta cetogénica consigue adelgazar alrededor de 4 kilos en 2 semanas como promedio, quedando demostrado así que la celulitis y la grasa se reduce rápidamente.

Menú de la dieta cetogénica para adelgazar

El funcionamiento de una dieta cetogénica es el siguiente: al no consumirse suficientes proteínas (carne, pescado, …) ni hidratos de carbono (pan, pasta, arroz,…), nuestro cuerpo utiliza las grasas almacenadas para obtener energía.

Alimentos a evitar en una dieta cetogénica

  • Limitar todos los tipos de hidratos de carbono: cereales, pan, fideos, arroz, pizzas y patatas.
  • Limitar también el azúcar, los helados, la leche y los derivados lácteos.

Se permiten verduras, legumbres y frutas exceptuando plátanos, ciruelas, cerezas y uvas.

Inconvenientes de una dieta cetogénica para adelgazar

La eficacia de una dieta cetogénica no se han podido comprobar científicamente. Se trata de una dieta restrictiva y no balanceadas. La cantidad de colesterol en los alimentos de la dieta es muy alta y puede generar graves problemas de salud e incluso hacernos aumentar de peso.