Cómo desayunar bien

Desayuno en la dietaLas claves sobre cómo desayunar bien: nunca saltarse el desayuno y no olvidar los cereales, los lácteos y la fruta todos los días.

El desayuno es con diferencia la comida más importante del día, ya que inicia nuestro metabolismo y nos proporciona energía para todo el día. Desayunar bien no quiere decir desayunar en gran cantidad: puede ser algo tan simple como un bol de cereales, un plátano y un poco de yogur. El desayuno debe ser rico en hidratos de carbono (la energía para nuestro cuerpo) y fibra.

Derivados lácteos: los yogures

Un yogur se elabora a partir de leche fermentada que se prepara reduciéndola por evaporación a la mitad de su volumen y sometiéndola después a la acción de un fermento denominado maya. El yogur es el mejor amigo del desayuno. Existen variedad de yogures con multitud de sabores. El yogur es rico en proteínas y calcio. Al ser un producto portátil y cómodo de llevar, puede comerse a cualquier hora del día. Elegir siempre aquellos yogures descremados o bajos en materia grasa.

Copos de avena

Los copos de avena son ideales para iniciar el día. Pueden tomarse sólos, con leche, yogur o frutas. Los copos de avena nos aportan energía y mucha fibra. Tan sólo tres cucharadas de copos de avena en nuestro yogur nos aportan el 15% de la cantidad de fibra diaria recomendada.

Por otro lado, los cereales integrales conservan el salvado que recubre sus granos, con lo que su contenido en fibra es más elevado que los de un cereal normal.