Nutrición humana

La creciente preocupación por seguir una dieta sana y equilibrada ha permitido que surjan creencias nutricionales erróneas que confunden a las personas que desean mantener su peso o perder kilos.

Los alimentos en la dieta

El organismo obtiene energía de los macronutrientes que contienen los alimentos. Los macronutrientes se dividen en tres grupos:

  • Hidratos de carbono
  • Proteínas
  • Grasas

Nuestro cuerpo necesita esta energía para llevar a cabo sus funciones vitales. El valor energético de los alimentos se expresa en kilocalorías (Kcal). Todos los alimentos excepto el agua aportan energía y por ende kilocalorías.

Alimentos que engordan y alimentos que no engordan

Sin embargo, un alimento por sí solo no tiene capacidad de engordar o no engordar. Ya hemos dicho que el valor energético de un alimento está determinado por sus nutrientes. Y la cantidad de alimentos que comemos a lo largo del día determina el valor energético o kilocalorías totales.

No es lógico separar unos alimentos de otros por el hecho de que contengan nutrientes diferentes, por ejemplo, no es necesario separar hidratos de carbono de proteínas durante la comida. El aparato digestivo del hombre está más que preparado para poder hacer la digestión de cualquier mezcla de alimentos. Sólo en determinadas circunstancias (por ejemplo, en caso de resistencia a la insulina), habrá disociar los nutrientes de una comida. Esta decisión la debería tomar un nutricionista después de haber realizado un estudio dietético detallado.

¿El pan engorda?

El pan es un alimento elaborado a partir de cereales, agua y sal. Es falso decir que el pan engorda. También se dice que engordan la pasta, el arroz, las legumbres o las patatas. Estos alimentos proporcionan principalmente hidratos de carbono, un nutriente que debe suponer alrededor del 40% del total de calorías de la dieta. Pero existe la creencia errónea de que los hidratos de carbono engordan. A pesar de que su valor calórico es de 4 kilocalorías por gramo, similar al de las proteínas. Las grasas en cambio tienen un valor calórico de 9 kilocalorías por gramo, o sea que a igualdad de pesos las grasas aportan más calorías. O dicho de otro modo, los alimentos ricos en grasas son más calóricos que los alimentos ricos en hidratos de carbono.

¿La fruta engorda?

Las frutas aportan más o menos calorías según el tipo. Por ejemplo, para 100 gramos de fruta:

  • plátano: 85 Kcal;
  • uva: 65 kcal;
  • higos: 66 kcal;
  • cerezas: 60 kcal.
  • otras frutas: entre 30 y 50 Kcal.

Lógicamente, una fruta aporta las mismas calorías antes o después de las comidas: el orden en que se ingieren los alimentos no influye en el total de calorías diarias, aunque puede tener influencia en una mejor o peor digestión.

¿Beber agua durante las comidas engorda?

El agua no aporta energía y por tanto no engorda. Si se bebe antes de comer puede dar sensación de saciedad y ayudar a evitar que se coma una cantidad superior de alimentos durante la comida. Por otro lado, la tónica, el vino y otras bebidas contienen azúcar con lo cual su aporte calórico es muy superior al del agua.

¿Los alimentos integrales no engordan?

Los alimentos integrales aportan más fibra que los alimentos refinados, pero la composición en el resto de nutrientes es muy similar. Por lo tanto, en igualdad de peso aportan las mismas calorías. Los beneficios de la fibra son que mejora el tránsito intestinal, contribuye a reducir los niveles de glucosa y colesterol de la sangre ya prever Malades como el cáncer. Es por ello que se aconseja incluir en la dieta productos integrales.