Los garbanzos en la dieta

El garbanzo es un alimento conocido pero no muy utilizado en la cocina. Los garbanzos son alimentos saludables y ricos en triptófano.

El triptófano es un aminoácido esencial en la producción de serotonina, una sustancia que mejora el estado de ánimo y ayuda a combatir el estrés. Además, los garbanzos son ricos en magnesio y vitamina del grupo B. El garbanzo es un alimento ideal en caso de astenia, síndrome premenstrual, estrés

Propiedades de los garbanzos

  • Ayudan a controlar la hipertensión: los garbanzos son una fuente importante de potasio. Ayudan a reducir la retención de agua y el control de la presión arterial. En ambos casos lo mejor es evitar los garbanzos en conserva, que son altos en sodio.
  • Una fuente de fibra: el garbanzo es un vegetal seco que contiene mucha fibra. Una ración de garbanzos aporta dos tercios de la ingesta diaria recomendada de fibra.
  • El garbanzo también contiene lecitina, una sustancia que mejora la salud del hígado y ayuda a la digestión. También evita la destrucción de las neuronas.
  • Es rico en ácido fólico. El consumo habitual de esta vitamina reduce el riesgo de ataque cardíaco. Para aumentar la cantidad de ácido fólico que usted puede cocinar los garbanzos con espinacas.
  • Durante la menopausia, los garbanzos están indicados ya que contienen isoflavonas que reducen los síntomas de la menopausia.

Con los garbanzos se pueden preparar recetas vegetarianas equilibradas; la mezcla con cereales como el arroz o la sémola hace que se obtenga un plato nutritiva y con proteínas de calidad con características nutricionales parecidas a las de la carne.