Dieta vegetariana

Durante muchos años, algunas personas han decidido basar su dieta en alimentos de origen vegetal. Sin embargo, al no incluir alimentos de origen animal en la dieta, pueden surgir carencias de tipo nutricional.

Una dieta vegetariana equilibrada

Existen varios tipos de vegetarianos. Los ovo-lacto-vegetarianos no permiten el consumo de carne, aves, pescado o mariscos Por contra, permiten el consumo de cereales, patatas, legumbres, frutas, aceite, miel, huevos y productos lácteos.

Con estos alimentos se pueden obtener las proteínas necesarias para su cuerpo, así como calcio, zinc y fósforo, vitaminas B2, B12 y D, que son generalmente deficientes en los veganos.

Además, si decide seguir una dieta vegetariana debe seguir en cuenta algunas reglas para tener un estilo de vida saludable:

  • Debe estar bien hidratado bebiendo al menos 1,5 litros de agua por día.
  • Dormir es fundamental para recargar nuestro cuerpo y funcionar bien durante todo el día.
  • Haga ejercicio todos los días; andar en bicicleta, correr, caminar, jugar al pádel, natación, … Usted necesita encontrar una actividad que le proporciona bienestar y que le permite liberar el estrés acumulado durante todo el día.
  • Cuando usted come es importante masticar bien sus alimentos.
  • Si usted tiene hambre o quiere comer, pruebe a beber un vaso de agua ya que muy a menudo se confunde la sensación de hambre con la sed.
  • Y lo más importante seguir las recomendaciones de su nutricionista o médico.