Dieta sana y mediterránea

La dieta mediterránea y el estilo de vida mediterráneo conforman el modo de alimentarse de algunos de los países mediterráneos como España, Italia, Grecia y Portugal.

La dieta mediterránea tal y como la conocemos en la actualidad, es una combinación de alimentos originaria de las confluencias culturales de África, Asia y Europa.

Funcionamiento de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea se caracteriza por un elevado consumo de frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pan y otros cereales, aceite de oliva como grasa principal en las frituras, un mayor consumo de pescado y de aves que de carnes rojas, y consumo habitual de vino con moderación.
En los países mediterráneos se ha constatado una menor influencia de las enfermedades cardiovasculares es mucho menor que en los EE.UU. La respuesta parece estar estar en que el mayor consumo de pescado azul, rico en ácidos grasos omega 3 y el consumo de aceite de oliva y vino reducen el nivel de colesterol en la sangre.
La dieta mediterránea se polularizó a finales de los 50 por el Dr. Ancel Keys, que estudiaba las relaciones entre las enfermedades coronarias, el colesterol y la dieta. Estos son los consejos saludables que se han propuesto:
  • consumo de vegetales en abundancia: frutas, verduras, pan y otros derivados de los cereales, legumbres y frutos secos
  • utilizar el aceite de oliva como grasa principal
  • consumo abundante de leche y yogures
  • consumo habitual de pescado azul
  • limitar el consumo de huevos a cuatro por semana
  • limitar el consumo de de carnes rojas