Dieta baja en carbohidratos

Los carbohidratos (pan, pasta, arroz, cereales, patatas, …) son la principal fuente de energía que nuestro cuerpo recibe. La glucosa que contienen proporciona energía: el combustible necesario para llevar a cabo las actividades cotidianas.

El cuerpo humano obtiene energía de los carbohidratos pero también de las proteínas y las grasas de los alimentos de nuestra dieta diaria. Nuestro cuerpo usa esa energía para las mantener las funciones vitales, como por ejemplo realizar los movimientos de las articulaciones o bien en la regulación de la temperatura corporal.

¿Engordan los carbohidratos?

Los carbohidratos en sí no son responsables de que se engorde. Es la ingesta total de calorías al final del día la que determina que nuestro cuerpo deba o no engordar.

Los carbohidratos consumidos con moderación son saludables y esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Se recomienda en la dieta diaria un porcentaje de carbohidratos de alrededor el 30% – 40%. Por ello una dieta sin carbohidratos no es una dieta balanceada.

El problema no está que los hidratos de carbono engorden o no, sino en la cantidad ingerida. Y la falta de actividad física que causa la acumulación de grasa en el organismo. Por ello, antes de iniciar una dieta baja en carbohidratos piense en comer una menor cantidad de alimentos y en realizar algún tipo de actividad física para quemar calorías.