Alimentos contra la gripe

La gripe es una enfermedad contagiosa provocada por un virus. Suele aparecer durante los meses más fríos en forma de epidemia ya que su contagio es muy habitual.

La dieta no parece evitar el contagio de la gipe, pero sí que ayuda a luchar contra el virus y a curarse antes. Se recomienda lo siguiente: 

  • Tomar alimentos ricos en vitamina C. La vitamina C alivia los síntomas de la gripe y nos ayuda a recuperarnos antes. Son ricos en vitamina C: las naranjas, los limones, los pomelos, los pimientos, las coles y el brócoli. También pueden tomarse complementos de vitamina C en forma de pastillas o caramelos.
  • Tomar alimentos ricos en zinc. Se ha demostrado que el zinc reduce los efectos de la gripe. Sin ricos en zinc el apio, los espárragos, los higos, las, patatas y las berenjenas.
  • Beber abundantemente. Tomar mucha agua, sopas y otros líquidos para hidratar las mucosas y favorecer la eliminación de los mocos y las toxinas de nuestro cuerpo a través del sudor.
  • Tomar leche caliente con miel. La leche y la miel aportan nutrientes para aumentar las defensas del organismo, hidratar y ablandar las mucosidades.

Las epidemias importantes de gripe humana, que son poco frecuentes, tienen repercusiones más graves que los de los brotes estacionales comunes y también reciben el nombre de pandemias. Las pandemias se producen cuando aparecen nuevos virus de la gripe que se extienden por todo el mundo con la misma facilidad que los de la gripe común.